La divertida estrategia de un perro perezoso para no salir a caminar

Salir a pasear con un perro es algo que hacen muchas personas diariamente. Es una actividad más que interesante, ya que además de ser beneficiosa para la salud de la mascota y del propio dueño, también hace que se estreche aún más la relación entre ambos.

Otro aspecto que también siempre se recomienda es que los perros interactúen con otros animales, algo que pueden hacer fácilmente en un parque.

Sin embargo, a algunos perros no les agrada demasiado esto de los paseos al aire libre, prefiriendo muchas veces quedarse en el hogar, ya sea jugando o descansando. Después de todo, si el lugar es amplio, allí también pueden caminar y correr. Por lo menos, este es el razonamiento de este perro, que se opone a caminar junto a su dueño.

Si bien salir a caminar al parque es una idea que agrada mucho a los perros, este perro es algo que no acata. Así deja en claro sus deseos, oponiéndose a caminar cuando su dueño lo incita a ir al parque.

Advirtiendo que era inevitable el paseo, este perro se dejó caer al suelo para que su dueño y el otro perro no pudieran avanzar.

Así, tirado en plena calle a la luz del día, el perro se salió con la suya. Lo más llamativo y gracioso es que cuando el joven simulaba regresar a la casa, en ese momento y de manera instantánea, el perrito se reincorporaba y caminaba sin problemas. ¡Este perro es un gran manipulador, pero muy gracioso realmente!