La historia de Woody cambió por completo al morir su dueño, un año después, la vida le sonríe de nuevo

Cuando el dueño de este perro dulce llamado Woody, murió, quedó desamparado, sin hogar ni comida, pues la familia del hombre lo abandonó. Su vida llena de felicidad quedó atrás y sus pasos siguieron el camino de las calles, la búsqueda de comida y las noches de frío. Todo este calvario duró un año para este perrito.

Sin embargo, a pesar de la tristeza enorme que sentía y lo duro que se le hizo vagabundear por las calles, el perrito siempre tuvo la esperanza de que su dueño volvería a buscarlo. Cosa que nunca ocurrió.

Los perros son tan leales con los seres humanos, que pueden transcurrir varios años y el perro puede seguir esperando.

Una vez más, Hope For Paws, el centro de rescate animal, fue el encargado de socorrer al perro desamparado y devolverle la felicidad perdida.

Lo sacaron del pequeño rincón en la calle donde dormía y restablecieron su dignidad y cariño. Le cortaron el pelo, lo bañaron y lo alimentaron bien. Al cabo de varios meses, el perrito ya tenía un aspecto mucho más saludable, alegre y feliz. ¡Excelente tarea la de los rescatistas!

Si te ha gustado la historia Woody, compártelo, dale “Me gusta”, o comenta.