La increíble recuperación de un perro que perdió sus dos patas delanteras al ser atropellado por un tren

Advertencia: el siguiente video contiene imagenes que pueden herir su sensiblidad. Se recomienda discreción.

La fuerza de voluntad y la esperanza son cosas que nunca se deben perder, en especial en aquellos momentos adversos donde un accidente cambia el destino de una vida.

Esto es lo que experimentó Joy, un perro de India que sufrió un cruel accidente cuando fue embestido por un tren y sus dos patas quedaron sumamente heridas.

Animal Aid Unlimited se acercó al lugar donde el perro se encontraba tendido, sin poder moverse y lleno de sangre.

Rápidamente lo trasladaron al centro veterinario donde le dieron las curaciones básicas como el vendaje de sus patitas y analgésicos para que pudiera dormir.

Al día siguiente llevaron a Joy a realizarle una cirugía para arreglar el problema en sus dos patitas delanteras. Lamentablemente le tuvieron que amputar una, pero salvaron en gran parte la otra patita.

Posteriormente Joy hizo una estricta y dura rehabilitación, ya que sin sus dos patitas delanteras se le hacía complicado caminar.

Gracias a los voluntarios de Animal Aid Unlimited y toda la paciencia de Joy, actualmente puede caminar sin la ayuda de nadie y desarrollar una vida normal junto a los demás perros.

Esto es lo que experimentó Joy, un perro de India que sufrió un cruel accidente cuando fue embestido por un tren y sus dos patas quedaron sumamente heridas.

Animal Aid Unlimited se acercó al lugar donde el perro se encontraba tendido, sin poder moverse y lleno de sangre.

Rápidamente lo trasladaron al centro veterinario donde le dieron las curaciones básicas como el vendaje de sus patitas y analgésicos para que pudiera dormir.

Al día siguiente llevaron a Joy a realizarle una cirugía para arreglar el problema en sus dos patitas delanteras. Lamentablemente le tuvieron que amputar una, pero salvaron en gran parte la otra patita.

Posteriormente Joy hizo una estricta y dura rehabilitación, ya que sin sus dos patitas delanteras se le hacía complicado caminar.

Gracias a los voluntarios de Animal Aid Unlimited y toda la paciencia de Joy, actualmente puede caminar sin la ayuda de nadie y desarrollar una vida normal junto a los demás perros.