La sinigual amistad entre un hombre y un gigantesco oso

Es difícil saber qué tan grande es en tamaño un oso pardo, en realidad es porque nunca se ve a uno completamente de pie junto a un ser humano. Seguro, todo el mundo asume que son realmente muy grandes, pero nadie tiene la confirmación exacta hasta que un oso se le para al lado. ¿Tú qué harías si un oso se pone de pie a tu lado?

Por suerte, algunas personas en Rusia no parecen tener temor de ser mutiladas por un oso gigante con garras de tigre en sus fuertes patas. Este hombre ruso, llamado Jim Kowalczik, adora a los osos, y por eso se dedica al cuidado de este oso de 635 kilogramos.

Pero no sólo Jim se divierte y se anima con el oso: este animal gigante se pone contento y comienza a jugar con Jim cuando este ingresa a su jaula para alimentarlo y darle los buenos días. Mira qué bella relación de amistad entre Jim y su oso.