La vida lujosa y divertida que llevan los perros de los futbolistas más famosos

En la actualidad, son millones las personas que tienen mascotas en sus casas, incluso mascotas un tanto excéntricas. Y los jugadores de fútbol no quedan fuera de este grupo, puesto que son varios los que poseen animales en sus mansiones, especialmente perros que son considerados como parte de sus familias.

Un ejemplo son los cracks Lionel Messi, Alexis Sánchez, Marcelo y Sergio Ramos, quienes aman a sus mascotas tanto como adoran a sus hijos, afirmando que son parte importante en sus vidas.

El chileno Alexis Sánchez aún no es padre de ningún niño, pero sí es padre de dos hijos caninos. Todo su amor es brindado a Atom y Humber, sus dos perros que lo siguen a todas partes, y que disfrutan de una vida lujosa, pero al mismo tiempo llena de amor.

Ambos perros son seguidos por miles de personas en las redes sociales, y hasta tienen más de 200 mil seguidores en Instagram, en donde se puede ver la vida excéntrica que tienen.

Otro gran fanático de los perros es Lionel Messi, quien posee un increíble Dogo de Burdeos, el gran compañero en la casa donde vive con la familia Messi. En las redes sociales se lo puede ver siempre junto a los integrantes de la familia. Lo que llama la atención es su gran tamaño.

El crecimiento del perro de Messi no se detiene, y ya falta poco para que supere a su propio dueño.

Otro jugador de fútbol que ama a las mascotas es Marcelo, quien posee a unos cuantos perros en su mansión. No obstante, a la única que considera como si fuera una hija es a su perra Lola de raza Terranova, que suele aparecer en muchas de las fotos que el futbolista postea en sus redes sociales.

Cristiano Ronaldo es otro de los tantos futbolistas fanáticos de los animales, especialmente por su perra Marosca, y claro, no es difícil imaginar la gran vida de comodidades que llevará esta perra teniendo un dueño millonario.

Marosca suele jugar y refrescarse en la piscina, hacer viajes familiares, y todos los lujos que uno ni siquiera se puede imaginar.

Todos estos deportistas comprendieron que además de la fama y el dinero, siempre es bueno contar con amor genuino y desinteresado, y nada mejor en estos casos que tener una bonita mascota en casa.