Le salvan la vida a un perro abandonado, hambriento y lleno de tumores

Hope For Paws tuvo un llamado urgente para que aportara toda su experiencia con el fin de ayudar a un perro que había sido abandonado cruelmente por su familia.

Según los comentarios de los vecinos, la familia de este perro hacía ya un año que se había mudado, pero la mascota familiar no fue de la partida, dejándola abandonada y a la deriva en las calles del vecindario. Sin embargo, el perro permaneció en la casa, que ya no estaba habitada, con esperanzas de que volvieran para recogerlo.

El equipo de rescatistas lo encontró escondido en una habitación de la casa, pero estaba tan asustado que huyó.

Los perros no están preparados para sobrevivir solos. Están domesticados y dependen de los seres humanos para obtener alimento y refugio.

Cuando el perro regresó a su hogar abandonado, Lisa pudo atraparlo antes de que pudiera volver a esconderse. Estaba sumamente triste y no entendía que Hope For Paws solo quería ayudarlo.

Una vez dentro del coche, eligieron bautizarlo “Stewie”. En el veterinario, una radiografía mostró que Stewie había comido piedras cuando tenía hambre. Pero la sorpresa fue mayor cuando bañaron a Stewie y descubrieron que no solo estaba sucio, sino también cubierto de tumores.

Los tumores eran todos benignos y fueron extirpados a tiempo. Ahora este bonito perro se encuentra recuperado y esperando ser adoptado.