Liberan a un perro que se encontraba enredado en un alambre de púas

En Camboya, sucedió un hecho desgarrador cuando un grupo de vecinos de Koh Kong se encontraron con un perro en problemas. Este pobre animal estaba atrapado y no podía moverse, ya que un alambre de púas se había clavado en su hocico.

Los vecinos primero observaron qué le sucedía y tomaron la decisión de ayudarlo, para lo que fueron a buscar una herramienta para tratar de quitarle al perro ese pedazo de cable filoso clavado en su boca.

Como se puede ver, el perro se lamentó en reiteradas oportunidades, por lo que se puede concluir que sentía gran dolor a causa de ese peligroso cable en su boca.

Para su suerte, las personas tuvieron mucha paciencia y se tomaron varios minutos para liberarlo sin provocarle ningún daño. Mientras uno de ellos estiró el cable para que fuera más fácil cortarlo, otro joven tomó una herramienta y después de un rato pudo por fin cortar el cable y liberar al perro, que se alejó del lugar sabiendo que nunca más se acercará a ese lugar.