Llevó a que sacrificaran a sus dos perros pero ellos estaban sanos

A veces tenemos que tomar decisiones difíciles, pero nada justifica la decisión de este hombre, pues llevó a que sacrificaran a sus dos perros a pesar de que estos estaban sanos. Es allí donde nos preguntamos ¿Por qué alguien que ha convivido durante 10 años con dos adorables y simpáticos perros tomaría una decisión así? A continuación podrás descubrirlo.

Es normal que cuando nuestra mascota enferma o sufre un accidente y poco se puede hacer por ella, el veterinario sugiera la eutanasia, pues así se termina con el sufrimiento del animalito. Lamentablemente, muchas familias deben tomar esta difícil decisión, pero es por compasión y solidaridad con el perrito, ya que de seguir con vida, sufriría de forma innecesaria.

Por otro lado, si el veterinario le asegura a la familia que el perrito puede salvarse, entonces se hace todo lo posible por lograrlo. Sin embargo, un día un hombre visitó al veterinario con sus dos perritos completamente sanos. El doctor que lo atendió pensó que aquél hombre quería hacer un chequeo de rutina, pero cuando expresó su verdadera intención, lo dejó atónito.

Él deseaba que sacrificaran a sus dos perros por que se mudaría con su novia

Pese a que sus dos mascotas se encontraban en perfecto estado de salud, el hombre manifestó su deseo de sacrificarlos. Ambos perritos tenían alrededor de 10 años de edad, estaban muy bien cuidados, eran educados y muy felices ¿Entonces qué sucedía? Al parecer, el dueño de ambos perros se mudaría con su novia, pero esta era alérgica a los perros.

Es probable que a este hombre le haya costado mucho tomar esta horrible decisión, pues se notaba que los quería, pues les había dedicado una década de su vida y estaban muy bien cuidados. Por supuesto, los veterinarios se negaron a sacrificar a los perritos y en su lugar, los reubicaron a Begin Again Rescue, donde los pondrían en adopción.

Fue algo difícil encontrarle un hogar a Cosmo y a Sam, los perritos, pues ya eran mayores, y a causa de esto, era necesario que fueran adoptados ambos por la misma familia a fin de evitar que se deprimieran. Afortunadamente, Eric y Tiffany Dybas quisieron adoptarlos y llenarlos de mucho amor.

Aún no se sabe con certeza por qué el anterior dueño de Cosmo y Sam quería tomar esa decisión de sacrificar a sus mascotas en lugar de optar por llevarlos a un refugio o reubicarlos.