Mono ardilla es rechazado por su madre, pero una maternal gata lo adopta

Los animales nunca dejan de sorprendernos, y es que la naturaleza misma nunca dejará de hacerlo. Hoy te traemos una historia que te dejará con la boca abierta, y se trata nada más y nada menos que de un mono ardilla que fue rechazado por su madre, pero que increíblemente fue adoptado de inmediato por una gata, a modo de instinto puro.

Todo ocurrió en Rusia, cuando al mono lo rechazó su propia progenitora en el zoológico de Tyumen, como consecuencia, el encargado del lugar de inmediato trató de hallar alguna solución para esta pequeña criatura. Curiosamente después de haberlo llevado a su propia casa, su gata le dio el mejor de los recibimientos y ahora son inseparables.

Una historia muy alentadora que nos enseña a nunca discriminar, ni siquiera cuando se trata de animales. Aunque lamentablemente los lazos que unen a esta gata y su hijo adoptivo tendrán que cortarse en unos cuantos meses cuando el animal deba ser llevado de vuelta al zoológico para que así continúe con una vida normal en compañía de otros monos de su especie. Pero gracias a esta gata podrá pasar sus primeros días de vida bien acompañado y protegido dada la ausencia de su madre. ¿No te parece genial?