Mujer cuida a más de 200 gatos con leucemia

A simple vista, estos gatos tienen aspecto de estar sanos y sin problemas de salud. No obstante, la inmensa cantidad de gatos que vive en la "Casa Gatuna", en Lima, posee una particularidad que los diferencia de manera notable de los demás gatos: padecen de leucemia, una enfermedad terminal.

"Este punto no es un hogar como cualquier otro, sino un lugar en donde los gatos enfermos pueden descansar y aliviar sus síntomas. Por el momento, es el único refugio de este tipo en toda América Latina", señaló María Torero, la enfermera veterinaria que transformó radicalmente su vida hace ocho años, cuando abrió las puertas de este refugio.

Torero inició su proyecto con unos 30 gatos en 2010 y llegó a los 350, la máxima cantidad, en 2015. Pero también han muerto varios, cerca de unos 150, especialmente los que estaban más enfermos.

"Siempre supe que haría algo distinto a todo el resto de refugios que existen en la actualidad, debido a que no es habitual tener gatos enfermos", declaró Torero acerca de su refugio.

Cuando están enfermos, los gatos llegan a este lugar para recibir la atención de Torero, ya que a estos gatos nadie los quiere y los rechazan. Además, Torero se niega rotundamente a seguir los consejos de los veterinarios, quienes insisten con sedarlos para interrumpir sus vidas.

Los gatos son mágicos, pueden dar su vida por ti, te dan amor, pero te dejan en paz cuando creen que deben hacerlo.