Pareja convierte su casa en un refugio para animales rechazados

Nicole Wulfekuhle y su esposo Dean, son una pareja que recibe mascotas rechazadas y convirtieron su casa en un santuario de animales. Hasta el momento, el matrimonio cuenta con 26 mascotas, entre los que se encuentran perros, gatos y cabras.

La pareja ya estaba cansada de escuchar tristes historias de animales abandonados, por lo que decidieron actuar para hacer algo en favor las mascotas desamparadas. Para ellos el alto número de mascotas no ha sido problema, logrando realizar su noble acción con éxito.


© Foto: Facebook / Lennon’s Legacy Sanctuary

Todos merecen una segunda oportunidad

Con esta premisa, los esposos decidieron convertir su casa en un santuario para todos los animales que necesitaran de su ayuda. Esta acción les ayudaría a superar la pérdida de su anterior mascota, un perrito ciego llamado Dexter, por lo que cuentan con la experiencia necesaria para atender a los animales con necesidades especiales.

Nicole respecto a su tarea desinteresada, comenta lo siguiente: “Muchos de nuestros animales se quedaron sin opciones o estaban en riesgo de ser sacrificados. Nuestra misión es cuidarlos y brindarles un hogar lleno de amor, crear conciencia sobre la belleza de los bebés peludos con necesidades especiales y difundir mucha felicidad”.


© Foto: Facebook / Lennon’s Legacy Sanctuary

Esta noble labor inició en el año 2016, cuando Nicole adoptó a dos gatitos, de los cuales uno era invidente. De ahí en adelante, el santuario se llamaría El Legado de Lennon, en honor a un perro sordo y ciego ya lamentablemente fallecido.

Las historias que han vivido son realmente conmovedoras, atendiendo casos como el de una gatita de nombre Belle, paralizada de sus patas traseras, que ahora logra desplazarse gracias a una silla de ruedas hecha especialmente para felinos.


© Foto: Facebook / Lennon’s Legacy Sanctuary


© Foto: Facebook / Lennon’s Legacy Sanctuary

Uno de los más recientes miembros de la manada es el cachorro llamado Jude, es invidente y además tiene una enfermedad llamada Blount que le arquea sus patas delanteras. Sin embargo, esta condición no ha impedido que pueda desplazarse con la ayuda de su olfato y oído.


© Foto: Facebook / Lennon’s Legacy Sanctuary

Para la familia es un ejemplo de superación, ya que Jude estuvo cerca de perder su vida con pocas semanas de nacido, pero sus ganas de vivir le han permitido salir adelante a pesar de su condición vulnerable.


© Foto: Facebook / Lennon’s Legacy Sanctuary

Ahora es uno de los consentidos del santuario recibiendo amor tanto de sus humanos como de sus compañeros peludos. Aunque las muestras de afecto más especiales para Jude vienen de Oscar, un gato pelirrojo que era muy amigo de Dexter la mascota fallecida, por lo que ahora se han vuelto amigos inseparables.


© Foto: Facebook / Lennon’s Legacy Sanctuary