Perrita embarazada es rescatada de las calles para que ella y sus cachorros pudieran tener una mejor vida

Para un perro sin hogar, la vida en las calles puede ser muy dura, pero más aún si este perro espera cachorros. Tal es el caso de esta perrita embarazada la cual fue bautizada como Sally. Ella esperaba cachorritos pero vivía en las calles, lo cual reducía sus posibilidades de sobrevivir. Por lo tanto, ella y sus cachorros que aún no nacían necesitaban ayuda con mucha urgencia.

Por fortuna, una mujer llamada Sonya la estuvo alimentando durante varios meses para asegurarse de que estuviera bien. A pesar de esto, Sally aún no confiaba plenamente en Sonya y no dejaba que esta se acercara demasiado. Debido a esto, Sonya se vio en la necesidad de recurrir al equipo de rescate Hope For Paws, quienes inmediatamente acudieron a ayudar.

Como es habitual, los perros callejeros suelen desconfiar de las personas y no dejan que estas se acerquen mucho. No obstante, su gran debilidad es la comida, y mediante esta es posible ganar la confianza de un perrito, aunque esto no siempre es suficiente. Y así fue con Sally, siendo necesario que entrara a un sitio cerrado para capturarla y llevarla a un lugar seguro.

Esta perrita embarazada necesitaba ayuda, y pronto la recibiría

La captura de esta perrita fue bastante complicada. Aunque fue difícil capturar a Sally, finalmente confió en Sonya y el rescatista de Hope For Paws. Después de todo, Sonya había estado proporcionándole alimento durante meses y dejó que esta la acariciara. Se le realizó un chequeo rápido para saber si Sally tenía microchip, pero el detector arrojó un resultado negativo.

Sally fue trasladada al centro veterinario para darle un merecido baño que pudiera relajarla y refrescarla. La perrita disfrutó de su baño y pronto estaría lista para conocer a sus pequeños cachorros. Tras dar a luz a sus perritos, el equipo tuvo la dicha de conocer a cuatro adorables cachorros. Estos fueron nombrados como Chevy, Nova, Mustang y Wilson; cada uno irradiaba gran dulzura y ternura.

Ahora Sally y sus cuatro tiernos perritos están listos para ser adoptados y recibir el amor de una nueva familia. Sally resultó ser una bella y amorosa perrita, y cómo no, una excelente madre. Gracias a Sonya y al equipo de Hope For Paws, esta pequeña pudo tener a sus cachorros en un lugar seguro. Sus perritos no tuvieron que pasar necesidades en las calles y podrán ser adoptados e integrados en un cálido hogar.