Perrita pierde la vida de forma brutal, por proteger a su familia de un asaltante que irrumpió en el hogar

Los perros son seres realmente amorosos y leales, capaces de darlo todo por su familia y seres queridos. Así lo demostró Sissy, esta perrita fue asesinada por un cruel individuo por defender a su familia, pues el sujeto había perpetrado en su hogar. Sin dudas, el triste final de Sissy fue trágico y dejó a su familia destrozada.

Sissy era una mezcla de labrador negro, tenía 6 años de edad y era muy amorosa. Lamentablemente, CodyShay Townsend de 29 años entraría en casa de la familia de Sissy con el objetivo de robar y asesinarla. Esta perrita recientemente había tenido cachorros, y dio su vida por proteger a sus crías y a su familia en general.

Townsend golpeó a Sissy repetidas veces en la cabeza, primero con un bate de béisbol y posteriormente, con un martillo. Esto le causó a la perrita heridas realmente graves, pero la crueldad de Townsend no había terminado. Después de golpear a Sissy, la arrastró fuera de la casa y la incendió.

La perrita fue asesinada por un ser cruel y su partida dejó un gran vacío en su familia

El vecino de la familia de Sissy, aquél día estaba quemando rastrojos en el jardín. Lamentablemente, Townsend vio esto como una oportunidad de continuar con su acto criminal, así que arrastró a la perrita, la roció con combustible y la arrojó al fuego. Las autoridades inmediatamente acudieron al lugar y consiguieron capturar a Townsend.

Los vecinos que presenciaron la terrible escena hicieron lo posible por salvarle la vida a la perrita, así que la llevaron rápidamente al veterinario. La veterinaria que la atendió, Elizabeth Pashall, señaló que Sissy tenía hematomas graves en la cabeza y ojos, una laceración profunda en la parte de arriba de la cabeza y quemaduras de primer y segundo grado.

El estado de la perrita era tan grave y estaba sufriendo tanto que no había opción: debía ser sacrificada. Con toda la pena del mundo, su familia tuvo que aceptar que eso era lo mejor para todos, pues así Sissy no tendría que seguir sufriendo y ellos no tendrían que verla sufrir. Fue entonces que se despidieron de su amada y leal amiga, quien los defendió con gran valentía.

De acuerdo con las autoridades, Townsend estaba bajo los efectos de alguna sustancia. Asimismo, el individuo habría afirmado querer acabar con la vida de la perrita porque esa era su misión, pues Dios le había encargado la tarea de matar todas las cosas malvadas, y según él, los perros son malvados.