Perrita salvó a su humana de viajar a Wuhan, donde se originó el coronavirus

Desde que en enero comenzó todo el caos relacionado al coronavirus en China, fueron miles las personas que se contagiaron o que estuvieron a punto de hacerlo. Y, asimismo, fueron miles los fallecidos. Pero nada más evidente que lo que le sucedió a una mujer cuando regresó a su casa después de dar un paseo.

La joven ingresó a su hogar y cuando se dirigió a su habitación vio allí una escena que la puso muy molesta y que suponía una muy mala noticia: su perra Kim le había destrozado el pasaporte, por lo que de esta forma quedaba imposibilitada de poder viajar junto a su familia a Wuhan.


© Foto: Facebook / kimi0611

Como todos recordamos, el coronavirus tuvo su mayor foco de propagación en la ciudad de Wuhan, lugar al que tenía pensado viajar esta joven, pero no pudo hacerlo debido a que su perra le rompió su pasaporte antes de que pudiera comprar los tickets.


© Foto: Facebook / kimi0611

Hasta aquel entonces, cuando Kim destrozó el pasaporte en un arrebato de aburrimiento cuando se quedó sola en el hogar, el coronavirus recién se estaba expandiendo, y Wuhan todavía estaba abierta para recibir gente de otros lados.


© Foto: Facebook / kimi0611

Pero con la confirmación de los hechos durante las semanas siguientes, esta joven agradeció que su amada mascota le hubiera roto el pasaporte aquel día, ya que de lo contrario hubiera viajado a Wuhan con su familia y posiblemente sería una de las tantas víctimas de este virus.


© Foto: Facebook / kimi0611

Es extraño de explicar, pero los perros a veces tienen un gran poder de intuición sobre los peligros, lo que ya ha quedado demostrado en miles de ocasiones cuando estos animales se adelantan a una tragedia o accidente, ayudando a sus propios dueños.


© Foto: Facebook / kimi0611

En este caso, ya sea que Kim haya tenido la intuición de la emergencia sanitaria que se desataría días después, o que haya sido por una simple travesura, lo cierto es que la joven no viajó a Wuhan y así evitó lo que era una infección asegurada.

Semanas más tarde, Wuhan tuvo que ser bloqueada y aislada, mientras que miles de personas debieron ser evacuadas de esta ciudad, muchas de las cuales tuvieron que dejar abandonadas a sus mascotas.