Perrito con cáncer logró pagarse las quimioterapias vendiendo postres

En este mundo hay de todo, y así como nos hierve la sangre con algunas noticias, también nos conmovemos con muchas otras, como en el caso de este perro con TVT que logró pagarse sus tratamientos vendiendo postres y gracias a muchas personas caritativas que quisieron ayudar. A continuación podrás conocer la historia de Deko, un adorable perrito mestizo.

Deko era un perrito que vivía en las calles, pero un buen día se topó con una amable mujer que decidió adoptarlo en su casa. El pequeño rápidamente se ganó el cariño de todos y demostró ser un perrito juguetón con una enorme energía. Todo iba bien al principio, pero con el paso de los días Deko comenzó a verse decaído.

Su dueña, preocupada, espero un par de días pensando que sería algo pasajero, pero se alarmó cuando un día vio sangre en la orina de Deko. Al ver esto, de inmediato lo llevó al veterinario para que le realizaran los exámenes correspondientes y así determinar qué estaba mal con el pequeño.

Este perro con TVT pronto podrá recuperarse

De acuerdo con los exámenes, Deko tenía TVT, lo que es igual, Tumor Venéreo Transmisible. Este es un tipo de cáncer contagioso que se da en perros durante la cópula con un perro enfermo. La enfermedad la adquirió Deko cuando vivía en las calles, y afortunadamente, tenía tratamiento. Su dueña pagó la primera quimioterapia, pero no sabía cómo haría con las demás sesiones, pues no contaba con el dinero.

Fue entonces que se le ocurrió vender postres como brownies, flanes napolitanos y chocoflanes. Su hermana, Vanessa Euán, decidió tomarle una foto a Deko con un cartel que decía ‘Vendo postres para pagar mis quimioterapias’ y realizar una publicación en su Facebook. Rápidamente la foto fue compartida cientos de veces, y al día siguiente, la joven informó a todos que ya habían recaudado lo suficiente para cubrir el tratamiento del perrito.

Ella expresó su gratitud y asombro al ver lo dispuesta que estaba la gente de ayudar. Ahora Deko podrá recibir el tratamiento necesario para mejorar su estado de salud. Pronto este perrito podrá volver a ser el perrito juguetón y enérgico que alguna vez fue.

Sin dudas, esta historia nos conmueve, pues la hermana de Vanessa quiso ayudarla para que pudiera vender los postres, y en su lugar, recibió donaciones para el tratamiento del can, incluso de personas de otros estados de México que la familia ni conocía. Por supuesto, estarán eternamente agradecidos con todos los que ayudaron y compartieron el post, pues hicieron posible la realización del tratamiento de Deko para salvar su vida.