Perro extraviado terminó atrapado dentro de una red de alcantarillas, que recorría llorando por su dueño

Que nuestra mascota canina se nos extravíe puede ser una verdadera tragedia. No saber su paradero ni tener la certeza de lo que le sucedió puede ser un auténtico tormento. Esto mismo le pasó a un hombre, su perro se quedó atrapado en una red de alcantarillas y llevaba 20 días perdido.

La gente de la zona reportó ruidos extraños provenientes de las alcantarillas. Se escuchaba como un perro se lamentaba y aullaba por las noches y durante el día. Si bien era algo un tanto aterrador, también era preocupante. Eso quería decir que un perrito se encontraba atrapado en el alcantarillado. A causa de esto, se llamó a un equipo de rescate.

Cuando los rescatistas llegaron a la zona, internaron atraer al can con comida. Asimismo, instalaron una cámara para registrar la actividad del animal. Al ver que se sentía atraído por la comida, se acercaron, pero de inmediato el perro huyó y se escondió. Durante varios días más, observaron la rutina del perro.

Este perro se quedó atrapado en una red de alcantarillas y pronto se reuniría con su dueño

Mientras tanto, se le proporcionó alimento y agua limpia, pero por más que lo intentaron, no lograron rescatarlo. Y es que el perro al escuchar que alguien se acercaba, simplemente huía. Gracias a las cámaras que instalaron, se dieron cuenta de que el perro tenía un collar. Esto quería decir que alguien había perdido a su perro.

El grupo de rescate se dispuso a preguntar cerca de la zona si alguien extravió a su mascota. Después de preguntar a varias personas, alguien por fin supo dar razones al respecto. Una mujer indicó que un hombre había extraviado a su perro, y les señaló en dónde vivía. Cuando llegaron a la casa del hombre, le preguntaron al respecto.

El hombre describió exactamente al perro que se encontraba en las alcantarillas, y mostró fotos de él. En efecto, aquél hombre era su dueño, por lo tanto, le comentaron la situación y se dispusieron a rescatar al perrito. Cuando llegaron a las alcantarillas, el hombre comenzó a llamar a su mascota, la cual se llamaba Gom.

Al poco tiempo, el perrito atendió a su llamado y al verlo, lo reconoció de inmediato y juntos lloraron al reencontrarse. Ambos se veían entusiasmados, pues habían pasado 20 días desde que Gom se había perdido. Al parecer, el perrito salió a cazar mapaches, y nunca más regresó. Por fortuna, fue hallado y ahora podrá continuar al lado de su dueño.