Perro fue abandonado en un sillón viejo botado en la carretera, y allí pasó los días esperando a sus dueños

En Estados Unidos, a 96 km del poblado de Jackson, una veterinaria y Oficial de Control Animal del Departamento de Policía de Brookhaven, llamada Sharon Norton, fue requerida en el caso de un cachorro abandonado al lado de una carretera junto a un viejo sillón y un televisor. El perrito esperó durante días a sus dueños y no se atrevía a bajarse del sillón a buscar comida, y a juzgar por su estado, no había comido en días y lo estaba pasando realmente mal.

Es lamentable que las personas no asuman el compromiso necesario para cuidar de una mascota y no se responsabilicen; en su lugar, deciden abandonar a sus mascotas como si de simple basura se tratase. Es triste que las personas no valoren los sentimientos de los animales y no respeten sus derechos.

El cachorro seguía sobre aquél viejo sillón a un lado de la carretera con la esperanza de que su familia volviera. Era evidente que el perrito no comprendía que había sido abandonado, además, lucía asustado y estaba desnutrido. Sharon, la veterinaria y agente de control animal, de inmediato sintió gran indignación y se dispuso a rescatar al cachorro, el cual tenía unos cuatro meses.


Fotografía: Facebook / Sharon Norton

Con mucha esperanza el perrito esperó durante días a sus dueños      

Al principio, el perrito tenía mucho miedo, por lo que la presencia de Sharon le causaba aún más temor, sin embargo, la veterinaria sabía exactamente qué hacer. Además del grado de desnutrición que era fácilmente apreciable, el cachorro presentaba varios rasguños en su cuerpo, y posteriormente se le detectarían parásitos intestinales.

Para ganarse la confianza del pequeño, Sharon le brindó comida, la cual él aceptó muy gustosamente. Después de unos minutos, el cachorro ya se sentía en confianza y Sharon pudo subirlo a su vehículo para trasladarlo a un lugar seguro.


Fotografía: Facebook / Sharon Norton

La veterinaria no pudo evitar expresar su repudio por el acto cruel de las personas que abandonaron al pequeño a un lado de la carretera, por lo que denunció el hecho y lo publicó por las redes sociales.


Fotografía: Facebook / Sharon Norton

Un fabricante de muebles logró ver la publicación realizada por Sharon, y de inmediato identificó el sillón como de su marca, Gaston. El hombre quiso donar 50 camas para perros, y finalmente, al cachorro decidieron llamarlo como la marca del sillón en que fue encontrado, es decir, Gaston. Ahora Gaston se está recuperando, y ya cientos de personas han aplicado para poder adoptarlo y acogerlo definitivamente en sus hogares. Esperamos que el pequeño cachorro pueda conseguir su hogar ideal y reciba toda la atención y el amor que merece.