Prohíben en China la venta de carne de perros y gatos, ya no serán tratados como “ganado”

Si bien es algo entendible que cada país tenga sus costumbres y su propia gastronomía, a veces se encuentran muchas diferencias entre oriente y occidente. Especialmente cuando hablamos de comida.

Algo que no se puede entender y que causa mucha indignación en gran parte del mundo, es cómo en China es normal comer carne de perro y de gato para la mayoría de sus habitantes.


© Foto: REUTERS

Haciendo una simple búsqueda en YouTube, se pueden encontrar miles de videos mostrando ferias en China en donde se comercializa la carne de estos animales. Muchas veces, con maltrato animal incluido, ya que una cantidad muy considerable de chinos tiene una forma bastante cruda y cruel de tratar a estos pobres animalitos.

A pesar de que ya hace muchos años que se viene protestando para que se ponga freno a esta práctica, apenas ahora, en plena pandemia, el pueblo chino está tomando conciencia de esta cruel costumbre hacia los gatos y los perros.


© Foto: Shutterstock

El Ministerio de Agricultura de China ha informado que, a partir de ahora, tanto gatos como perros tendrán que ser considerados como mascotas, algo que cambia por completo una costumbre que data de muchos siglos.

Como sabemos, en China se considera a los perros y los gatos como si fueran ganado, lo que significa que son comestibles y se puede comercializar su carne.


© Foto: AP

Hace unas semanas, cuando estalló el problema del coronavirus, en China prohibieron la comercialización de todo animal salvaje, especialmente de murciélagos, ya que se supone que estos animales fueron los transmisores del virus a humanos.

Lo que causó gran sorpresa es la explicación que dieron desde el ministerio, afirmando que tuvieron en cuenta la lucha que llevan varias organizaciones mundiales contra la protección de animales, por lo que decidieron que a partir de ahora los gatos y perros serán clasificados como animales de compañía.


© Foto: Getty Images

Si bien recientemente se había prohibido la venta de carne de perros y gatos, en la ciudad china de Shenzhen, todavía hay mucha gente que consume esta carne, pero afortunadamente esta tradición está desapareciendo poco a poco.

Se estima que actualmente se sacrifica a unos diez millones de perros anualmente en China, mientras que ya hubo quejas de varios comerciantes que calculan que descenderán sus ingresos por no poder vender esta carne.

Solo resta saber en qué medida será aplicada esta ley, y si es realmente un cambio hecho con convicciones o si el gobierno chino está aplicando esta medida para reducir el enojo que siente el mundo entero por la pandemia que se originó en dicho país.