Queda totalmente prohibida la venta de animales en Francia

Debido al gran problema que representa el maltrato animal, en Francia se han dispuesto medidas para contrarrestar todas las actividades que atenten contra este tipo de maltrato.

Los senadores votaron de forma unánime una ley que incluye una serie de normas que apuntan a desintegrar distintos puntos por los cuales se pueden filtrar casos de maltrato, que incluyen abandono, maltrato físico, psíquico y hasta el lucro con los mismos. En esta medida también se incluyen los animales salvajes que se pueden encontrar en acuarios y circos, como orcas, delfines y leones, entre otros.

Julien Denormandie, ministro de Agricultura de Francia, dejó bien en claro lo que piensa con respecto al trato que tienen los seres humanos con los animales, afirmando que las mascotas no son "ni juguetes, ni bienes, ni productos de consumo".

Asimismo, otras de las medidas se orientan a la venta de crías de perros y gatos en tiendas de animales y en sitios web. Esta actividad estará prohibida, mientras que los dueños de mascotas deberán firmar un certificado mediante el cual se responsabilizan por el bienestar del animal que han adoptado o comprado.


© Foto: AFP

Todas estas medidas están totalmente justificadas, y para hacernos una idea, una de cada dos personas en Francia tiene mascotas, con lo que ya se puede afirmar que es un número muy alto de mascotas en hogares franceses. Pero el dato negativo es que cada año son abandonadas unas 100 mil de estas mascotas. Una cifra terrorífica que deja en evidencia el maltrato animal en Francia.

Debido a esto, las multas y penas por llevar a cabo actos de maltrato serán mucho más estrictas y si una persona mata a un animal, ya no será una simple infracción, sino que será tratado como un delito. Además, quienes maltraten a sus mascotas tendrán que asistir a cursos para tomar conciencia y adquirir conocimientos sobre derechos de los animales y sensibilización.


© Foto: Getty Images / George Peters

Algo muy común en la mayoría de los países es la compra o adopción irresponsable e impulsiva de animales. Muchas veces, las personas no están preparadas para ser dueñas de mascotas. A partir de esta ley, se dispuso que quienes quieran adoptar una mascota tendrán que conseguir, previamente, un certificado mediante el cual se hagan responsables y sea conscientes sobre lo que significa tener una mascota en el hogar.

No son medidas exageradas ni mucho menos. Teniendo en cuenta los abandonos que hay todos los años, sumado a los perros que aparecen maltratados y con lesiones, sin dudas es una excelente iniciativa que tendrán que considerar otros países.


© Foto: elpais.com

Todas estas medidas se irán implementando de forma gradual dentro de los próximos años. De esta forma, Francia se posiciona como uno de los países que más está trabajando actualmente en contra del maltrato animal.