Rescatan a un perro enorme y un estudio de ADN revela la razón de su gran tamaño

A continuación podrás conocer la historia de Yuki, un gran perro lobo que fue abandonado a su suerte por su dueño. Muchos perros sufren el mismo destino que Yuki cuando las personas ya no desean hacerse cargo de sus mascotas, dejándolos en perreras para que posteriormente sean sacrificados. Por fortuna, Yuki fue rescatado por un grupo de personas de gran corazón.

Cuando este perro lobo fue adoptado, su dueño no pensó que fuera a crecer tanto. Después de 8 meses de haber cuidado de Yuki, su dueño decidió abandonarlo en una perrera. Allí, el perro tendría un triste destino: sería sacrificado. Por suerte, miembros de un santuario para perros lobo supieron de la existencia de Yuki y decidieron actuar para salvarlo.

Desde el principio, todos se percataron del gran tamaño de este perro lobo, sin embargo, no le prestaron mayor importancia. Lo único que importaba en ese momento era brindarle un buen lugar a Yuki para que se sintiera a gusto. Este santuario de perros lobo se encarga de salvar a muchos otros como Yuki y ofrecerles una nueva oportunidad para llevar la vida que merecen.

El gran perro lobo que es tímido pero muy amoroso

Al llegar al santuario, los cuidadores procedieron a realizarle a Yuki una prueba de ADN para determinar su origen. Cuando obtuvieron los resultados, se sorprendieron bastante, y conocieron la respuesta del por qué era tan grande. La prueba arrojó un resultado que señalaba que este perro lobo contaba con un 87,5% de ADN de lobo gris.

Por otro lado, Yuki también tenía ADN de Husky Siberiano, siendo este en un porcentaje de 8,6%. Pero además de esto, en su ADN también se encontró un 3,9% de Pastor Alemán. Esto demostró que, en definitiva, este no era un perro lobo cualquiera, ya que la mayoría de su material genético pertenecía al de un lobo gris.

Una de las cuidadoras de Yuki subió una foto a su red social, haciéndose viral rápidamente. Y es que en ella, este perro lobo lucía bastante grande, y las personas creyeron que era una imagen editada. Lamentablemente, Yuki fue diagnosticado con cáncer terminal recientemente. Aun así, sus cuidadores continuarán haciendo lo posible para que este amable gigante viva feliz.

Si deseas conocer mejor la historia de este tímido y amoroso lobo, mira el siguiente video. Allí también podrás descubrir cómo ayudar a Yuki y a otros perros lobo como él.