Salvan a 149 perros a punto de ser sacrificados para el comercio de su carne

En Corea del Sur, más de 2 millones de perros son sacrificados para consumirlos como comida todos los años. Ellos sufren diariamente en condiciones deplorables al ser alojados en granjas industriales, donde las condiciones de higiene y alimentación están ausentes.

Como parte de una tradición, en cada temporada de verano en Corea del Sur, cientos de miles de perros se sacrifican y se destinan a la preparación de una sopa picante.

Hoy en día, todavía existe la creencia de que comer carne de perro en forma de sopa sirve para vigorizar la sangre. Es por eso que cada año se festeja la Bok Nal, a donde la gente acude para disfrutar de esta tradición repudiable y cruel.

Sin embargo, en esta oportunidad arribó a tiempo Humane Society International para detener la masacre y rescatar a los perros.

Esta es la sexta la granja que Humane Society International ha cerrado en los últimos meses.

Todos estos perros fueron trasladados en avión a refugios de animales en los Estados Unidos y Canadá para encontrarles nuevos hogares.