Salvando a Lois y Clark, una pareja tan inseparable como los personajes del comic

Lois y Clark eran una pareja de perros que vivieron en los Los Ángeles, Estados Unidos, en un patio de camiones durante muchos meses. Tenían miedo a los seres humanos y no dejaban que nadie se acercara a ellos.

Un día antes del rescate, un grupo de voluntarios de Hope For Paws visitaron el lugar para ver dónde se suelen ocultar los perros y saber a qué tipo de perros se iban a llevar. Al día siguiente llegaron al sitio y de inmediato se pusieron a trabajar. Los perros se esconden bajo los camiones, por lo que hubo que sellar la zona desde todas las direcciones para que no escaparan.

Se preguntó al dueño de la propiedad para ingresar al interior del patio y él accedió cordialmente. Tomó un tiempo, pero se las arreglaron para aislar primero a Clark y se puso un lazo alrededor de él, y unos minutos más tarde, cuando Lois se dio cuenta de que no había manera de salir, ella dejó de correr y se dejó colocar el lazo alrededor de su cuello.

Tras un merecido descanso todos se subieron al coche de camino al hospital. Y por suerte, en los siguientes días, Lois y Clark pasaron por una transformación genial.