Se conocen imágenes inéditas de Hachiko, uno de los perros más fieles de la historia

¿Quién no conoce la historia de Hachiko? La fidelidad de este perrito ha inspirado a muchos, siendo merecedora de conmemoraciones en cuentos, películas e incluso en estatuas. Si no conoces la historia de este fiel perro, a continuación, podrás conocerla y ver las fotos de Hachiko.

Hachiko era un perro de raza Akita, el cual fue adoptado por el profesor de agricultura de la Universidad de Tokio, Hidesaburō Ueno. Desde el momento en que se conocieron, tuvieron una gran conexión y desde entonces se convirtieron en amigos inseparables. Cada día, Ueno tomaba el tren en la estación para ir a trabajar, y sin falta, Hachiko salía de casa para esperarlo en la estación.


© Foto: Vintag.es

Esta rutina la realizó la pareja de amigos cada día durante un año, hasta que Ueno falleció a causa de un derrame cerebral mientras daba una conferencia. Aquél día, Hachiko esperó a su dueño en la estación como solía hacerlo cada día. Sin embargo, Ueno jamás volvería, pero eso Hachiko no lo entendía.


© Foto: Vintag.es


© Foto: Vintag.es

Estas son las fotos de Hachiko, el perro más fiel y leal del mundo

Durante 9 largos años, Hachi continuó yendo a la estación cada día a la espera del regreso del profesor Ueno. Su historia pronto sería conocida a nivel nacional, y Hachi comenzaría a simbolizar la lealtad en Japón. Cuando la historia de este noble perro Akita se dio a conocer, todas las personas que no habían sido amables con el perrito en la estación de tren comenzaron a darle comida y golosinas.


© Foto: Vintag.es


© Foto: Vintag.es

Este perrito se convirtió en todo un ejemplo de lealtad familiar y todos lo admiraban. Sin embargo, la larga espera del pequeño Hachi terminó en 1935, cuando a causa de una infección por filaria dejó este mundo para reunirse con su gran amigo, Ueno.


Última foto tomada a Hachiko con el socio de su dueño y los empleados de la estación de luto por su fallecimiento. 8 de marzo de 1935.
© Foto: Vintag.es

Todo Japón lloró el fallecimiento de Hachi, quien ya se había convertido en un símbolo nacional. Tras un año de su partida, cientos de personas se reunieron alrededor de la estatua erigida en su honor para conmemorarlo.


© Foto: Vintag.es

A día de hoy, la historia de este fiel y leal perrito continúa conmoviendo los corazones de miles de personas, y sin duda, continuará haciéndolo por muchos años más.


Estatua en honor a Hachiko, Tokio.
© Foto: Vintag.es


La tumba de Hachiko al lado del profesor Ueno en el cementario de Aoyama, Minato, Tokio.
© Foto: Vintag.es


© Foto: Vintag.es


© Foto: Vintag.es