Todos los perritos de un refugio fueron adoptados, excepto este, que no entiende por qué se quedó solo

Los perritos que viven en refugios ansían que una familia llegue en algún momento y decida adoptarlos. Un perrito que se encontraba en la SPCA (Sociedad para la Prevención de la Crueldad Animal) de Louisiana, fue transferido al refugio Wayside Waifs en Kansas City, Missouri. Él era Kenny, este perrito fue el único en no ser adoptado de sus amigos. 

En el refugio de Wayside Waifs decidieron organizar un evento grande de adopción de 19 horas. El evento tuvo bastante éxito, pues se llegaron a dar en adopción más de 200 animales, entre los que había perros, gatos, e incluso un conejillo de indias. Después del gran éxito del evento, solo quedó un perrito sin ser adoptado, y ese había sido el pequeño y adorable Kenny.

El personal de Wayside Waifs no comprendía por qué Kenny no había llamado la atención de ninguna familia, pues es un perro alegre y dulce. Aquél día todos sus amigos pudieron encontrar un cálido y amoroso hogar, pero él no. A pesar del lamentable hecho, Kenny parecía no importarle, y es que el personal del refugio le dedicó toda la atención y amor a él.

El perrito fue el único en no ser adoptado, pero había una familia especial para él

Los de Wayside Waifs organizaron muchas actividades divertidas para Kenny mientras fuese adoptado. Lo llevaron de excursión a un lago, e incluso a la heladería y una tienda de mascotas. Este pequeño perro se caracteriza por ser divertido, juguetón y muy amistoso. Kenny es bastante social, y puede hacer amigos a donde quiera que vaya, y es que le encanta conocer nuevas personas y perros.

De acuerdo con los del refugio, Kenny sería perfecto dentro de una familia, especialmente si en esta hay niños. Este perrito tiene una gran energía y hará que cada día en casa sea único y entretenido. Si bien todos en Wayside Waifs deseaban que Kenny pudiera hallar pronto a una familia, hicieron todo lo posible para que él se sintiera a gusto mientras eso sucedía.

Y así fue, al poco tiempo Kenny fue adoptado por una dulce y amorosa señora que se enamoró inmediatamente de él. Ahora Kenny vive en una gran casa en donde podrá jugar y divertirse mucho, y su dueña le brindará mucho cariño y la oportunidad de vivir emocionantes aventuras. Sin duda tanto Kenny como su dueña serán muy felices juntos y serán un gran apoyo el uno del otro.