Un cementerio de mascotas en Bogotá

Edgar Quintero nunca se imaginó en su vida que tendría un trabajo tan extraño y particular. En este video cuenta su experiencia sobre cómo es vivir siendo un sepulturero, pero no de seres humanos, sino de animales.

Edgar siempre se ha dedicado a otras actividades en sus empleos anteriores, hasta que llegó al que sería el empleo más raro que pudiera imaginar. Sus tareas consisten en recibir a cada mascota fallecida que llega al cementerio, en donde él se encarga cuidadosamente de hacer todos los preparativos para el entierro.

En el video podemos ver a Edgar cumpliendo con sus tareas diarias: recibir a las mascotas, colocarlas en una caja con todos los cuidados del caso, y luego cavar un pozo para enterrarlas.

Como también podrás ver, este cementerio de mascotas posee un diseño y estética muy originales, para que cada persona que llega al lugar se sienta cómoda y sepa que su querida mascota estará segura y descansando en paz.