Un Husky muy molesto por no poder salir a jugar con su hueso de cuero

Los perros aman jugar, especialmente en los hogares amplios que tienen un bello jardín donde pueden correr y rodar sobre el césped sin ninguna preocupación.

Pero este día había llovido, y Zeus, un perro de raza Husky Siberiano, solo quería salir al jardín con sus juguetes para jugar. Su dueña lo supo al instante, pero como no quería que se enfermara, evitó abrirle la puerta hacia el jardín.

Con uno de sus juguetes en la boca, Zeus solo quiere salir a jugar, y así se lo hace saber a su dueña. Tiene ganas de excavar y enterrar sus juguetes, ensuciarse y volver hacia el interior del hogar para buscar más juguetes.

Como puedes ver claramente, la palabra "no" no está presente en su vocabulario. Zeus hace saber sus deseos llorando en la puerta de atrás, de manera insistente y mirando todo el tiempo a su dueña, quien finalmente le abre la puerta y Zeus llega al jardín, que aún está mojado por la lluvia caída.