Un perro al que no le gustan los besos de su dueña

Los gatos a menudo son vistos como las divas del mundo animal, que no necesitan cariño y que son muy independientes. Pero a veces los perros pueden copiar estas conductas frías de los gatos.

Cuando su dueña se agacha para dar a Lucy, una golden retriever, un beso, sus avances son rechazados repetidamente.

¿Tal vez la dueña olvidó alimentar a media mañana a Lucy?

Lucy finalmente cede y muestra a su dueña un poco de amor después de conseguir algunas palmaditas en la espalda.

Siempre que esta propietaria va a dar a su perra un beso, hace todo en su poder para impedirlo. Mira cómo resulta hilarante cuando esta perra gira la cabeza hacia otro lado cada vez que su dueña intenta besarla.

A pesar de que los caninos suelen ser los mejores amigos del hombre, y por lo general piden abrazos y besos, a veces actúan más como niños grandes que no necesitan cariño.

Esta perra no está en el estado de ánimo para el amor de su propietaria. Este video sólo sirve para demostrar que nuestras mascotas muchas veces se comportan como nuestros propios hijos.

¿Qué opinión te merece el curioso comportamiento de este hermoso perro?