Un perro que disfruta la hora del baño como si estuviera en un spa

Así como hay perros que no disfrutan del momento de bañarse, también hay otros que se ponen bastante contentos cuando llega el ansiado instante del aseo. Imagina por un segundo qué fácil sería poder bañar a tu mascota con la docilidad con la que este perro se entrega ante el jabón y el agua.

El empleado de esta tienda de animales debe estar seguramente contento cada vez que lo tiene que enjabonar, enjuagar, secar y cepillar, ya que es una tarea sencilla, algo que no le ocurre muy seguido con los demás perros que tiene que atender.

Mientras es bañado, este perrito se dedica a descansar, dormir y pensar qué hará cuando vuelva a su hogar. Un cliente así no se encuentra todos los días, y casi con seguridadcualquier médico veterinario tendría ganas de atenderlo. El perrito saldrá de allí todo limpio, pensando en cuándo regresará para un nuevo baño.