Un perro San Bernardo que no quiere dejar de abrazar a su dueño

Sully es un perro de raza San Bernardo que realmente ama mucho a su papá humano. Observa cómo lo empuja hacia abajo y le da un gran abrazo al regresar a casa después de un largo día de trabajo. ¡Eso es adorable!

Como verás en el video, Sully es posiblemente el perro más tierno del mundo. ¡Y el más grande!

El perro posiblemente podría ser el más mimoso del mundo, ya que su dueño se acuesta en la cama y no le deja levantarse.

Sully presiona su enorme cabeza sobre la cara del hombre y se mueve para aprovechar al máximo su tiempo de abrazo. Jadeando pesadamente, Sully se niega a ceder y se inclina aún más cerca de su amado dueño.

Sully se siente más cómodo e incluso pone sus grandes patas en el pecho del hombre mientras él hace palanca con su peso, extendiéndolo más uniformemente en la cama.

En vez de obedecer a su dueño, el perro ve las súplicas como una razón más para presionar al hombre. Sencillamente, una muestra de amor inconmensurable. ¡Lo mismo que su peso!