Un puma intenta llevarse a un perrito de una casa, pero su amigo lo defiende y le salva la vida

Las ciudades cada vez van expandiéndose más, y con ello, se invade el hábitat de especies salvajes y potencialmente peligrosas como el puma. Debido a esto, aunque poco usual, es probable que estos animales intenten buscar alimento cerca de las poblaciones. Mira cómo este puma intenta llevarse a un perro después de ingresar al patio de una casa.

El suceso fue captado en video por una persona que estaba cerca de la escena. Al principio, los dueños de la casa no sabían que un puma merodeaba por el exterior. Fue cuando escucharon a sus perros exaltados que decidieron echar un vistazo al patio. En ese momento, vieron al puma y se alarmaron, por lo que avisaron a las autoridades competentes.

De un momento para otro, el puma consiguió capturar a uno de los perros entre sus fauces, tomándolo por el cuello. En el video se puede observar como el gran felino mantiene al perro entre sus dientes sin soltarlo ni un instante. Asimismo, se puede ver cómo otro perrito se mantiene cerca de su amigo y del puma, ladrando en todo momento para intentar ahuyentar al felino.

Este puma intenta llevarse a un perro, pero sus intentos son frustrados

Después de un rato, las personas intentan salvar a su perro tirándole objetos al puma para tratar de ahuyentarlo. Sin embargo, estos intentos fueron inútiles, y tampoco podían acercarse, pues era demasiado peligroso. Estos felinos son bastante fuertes y pueden derribar a un hombre adulto sin mucha dificultad, además, son rápidos y certeros con sus ataques.

El perrito que estaba atrapado en las fauces del puma seguía consciente, y a pesar de la situación, no se privó, de hecho, movía su cola a causa de la ansiedad y el nerviosismo que experimentaba. Al poco tiempo, llegó Vida Salvaje para solventar la situación y consiguieron dispararle un dardo tranquilizante al gran felino.

Una vez que el felino fue neutralizado, se transportó dentro de una jaula a un lugar lejano para ser liberado allí y no pudiera lastimar a nadie. Por fortuna, el perrito salió ileso de la terrible experiencia y sus dueños quedaron aliviados de que todo haya terminado bien.

Estas cosas suceden debido a la invasión del hábitat natural de estas especies. Lamentablemente, la sobrepoblación causa que las personas continúen expandiendo las localidades, llegando a invadir zonas en las que habitan estos animales salvajes.

Por lo tanto, el puma no tuvo la culpa, pues solo buscaba alimento. Recordemos que estos animales actúan por instinto, y no es que sean malos, solo es cuestión de supervivencia.