Un tierno video que le demuestra a los taurinos que los toros no son agresivos por naturaleza

Quién no ha visto alguna vez un evento de tauromaquia, en donde los toros son lanzados a la arena para tener que lidiar con los toreros, quienes finalmente los matan a sangre fría.

Es un espectáculo cruel y de antaño, que no comulga con la realidad de este siglo, en el que miles de asociaciones en todo el mundo buscan mejores condiciones de vida para las distintas especies animales.

Esta es una práctica de muchos siglos en la que los toros son lanzados a un recinto en el que son recibidos por los toreros. Muchas argumentaciones existen para que aún siga existiendo este cruel espectáculo. Pero lo cierto es que es una práctica que debería prohibirse definitivamente en todo el mundo.

Sin embargo, cabe aclarar que los toros no son nada agresivos ni violentos, una argumentación siempre esgrimida por quienes se dedican a ella.

Este video nos muestra cómo un niño se acerca a un toro, lo acaricia, camina junto a él y permanece totalmente inofensivo y con actitud pacífica. No queda duda de que si los tratas bien, ellos no son agresivos, pero si los pones en una situación tan terrible como una corrida de toros, ellos simplemente van a actuar en defensa propia, no porque su naturaleza sea ser violentos.