Una familia de perritos es rescatada de su precario hogar en el alero de un tejado

Un grupo de rescatistas recibieron el aviso de que unos perritos estaban viviendo en el alero de un tejado. Como debes suponer, ese no es hogar para ningún animal, y mucho menos para un perro y sus cachorros. Descubre como esta familia de perritos es rescatada de su situación precaria por un equipo de rescatistas con gran determinación.

Las perritas, cuando necesitan dar a luz a sus cachorros, buscan un lugar seguro para hacerlo. Sin embargo, no siempre escogen los sitios más adecuados, y aunque aparentemente puedan ser seguros, en realidad no lo son. Fue así como esta perrita dio a luz a sus cinco cachorritos en el alero de un tejado.

Cuando los rescatistas recibieron el aviso, se dispusieron inmediatamente a actuar. Como era de esperarse, la perrita estaba a la defensiva para proteger a sus crías, por lo tanto, en cuanto los rescatistas intentaron acercarse por una abertura, esta les ladró y gruñó. Seguidamente, decidieron usar a un perro que solía jugar con la perrita, pero no funcionó.

Familia de perritos es rescatada y ahora tendrán una nueva oportunidad

Al ver que la madre de los cachorros no quería colaborar y se mostraba reticente a los esfuerzos por ayudarla, tuvieron que idear otra forma de rescatarlos. En un principio, el equipo de rescate no sabía que la perra estaba junto a sus crías, y no fue hasta que introdujeron una cámara que se dieron cuenta.

Los cachorros estaban sucios y necesitaban un baño, pero en general, lucían sanos y fuertes. Finalmente, los rescatistas decidieron levantar unas tejas del tejado para poder tomar a la madre desde arriba. Como estaba nerviosa, tenía una actitud agresiva, y el equipo tuvo que actuar con cautela para evitar que ella y los demás salieran lastimados.

Y así fue como esta adorable familia de perritos fue rescatada. Los cachorros fueron puestos en una caseta para perros cómoda, cálida y segura mientras que su madre recibía atención médica para descartar cualquier problema de salud. Una vez todos estén listos para ser adoptados, tendrán la oportunidad de formar parte de un hogar amoroso.

Esta familia perruna ya no tendrá que vivir en el alero de un tejado, expuestos a una situación precaria. Ahora, tanto la madre de los cachorros como sus crías podrán vivir en un lugar realmente seguro para ellos. Y por supuesto, podrán recibir todo el cariño y el amor que todo perrito merece.