Una nueva vida para Sarah, una perra encadenada e ignorada durante años

PETA (People for the Ethical Treatment of Animals), una organización dedicada al rescate y a la concientización animal, se dio la tarea de salvar a una perrita que durante mucho tiempo había sido brutalmente maltratada y abusada. Esta es la historia de Sarah, que pasó sus días encadenada dentro de una pequeña caja, aislada y prácticamente ignorada. Imagínate, ¡varios años en esta situación!

Como se puede ver en el vídeo el animal permanecía dentro de una caja de color negro en situación deplorable con poca higiene, de hecho, se cuenta que sus dueños la llamaban “asquerosa”, la despreciaban y no le daban ningún tipo de afecto, sino todo lo contrario. Pero gracias a esta organización, sus días de maltrato terminaron.

Sarah ahora tiene una nueva familia en donde pasará el resto de su vida compartiendo y recibiendo cariño, además, conoció a otro perrito que será su nuevo mejor amigo para siempre.

Sus nuevos padres adoptivos cuentan que es una de las perras más gentiles y dulces que jamás hayan conocido, a pesar de haber sido tan maltratada en el pasado.

“Los animales no nos pertenecen”, una excelente frase con la que esta organización busca crear conciencia en todas las personas.