Veterinario explica lo que hacen las mascotas sacrificadas en sus últimos minutos de vida

No hay nada más doloroso que cuando llega ese momento en el que tenemos que comenzar a despedirnos de nuestra mascota. El último día y las últimas horas nos llenan de tristeza, especialmente cuando debemos dejar a nuestra mascota sola en una sala para que el veterinario le aplique la inyección fatal.

Sin embargo, nadie se detiene a pensar qué siente una mascota en esos instantes finales.

Un veterinario conmovido por esta situación ha revelado cómo las mascotas asustadas buscan a sus dueños que han decidido abandonar la habitación cuando deben ser sacrificadas.

En un artículo publicado en las redes sociales, el veterinario anónimo escribió que los animales no entienden por qué los dejan solos en sus últimos momentos.

Rogamos a las personas que no dejen solas a sus mascotas”, decía el mensaje compartido por la Clínica Veterinaria Hillcrest de Sudáfrica.

No los haga pasar de la vida a la muerte en una habitación llena de extraños en un lugar que no les gusta”.

El veterinario afirma que lo que la gente necesita saber es que las mascotas los buscan en esos minutos finales.

Y añadió que los animales buscan en cada rostro de la habitación a su ser querido. No entienden por qué los dejan cuando están viejos, asustados, enfermos o muriendo de cáncer y necesitan consuelo.

Además, afirmó que los dueños de las mascotas no deben ser cobardes y hacer lo correcto consolando a sus mascotas.

Este mensaje publicado en las redes sociales emocionó a miles de personas y rápidamente se compartió hasta viralizarse.

Una usuaria de Facebook llamada Jenna Jackson elogió a la clínica veterinaria por compartir el mensaje.

"Me alegro de que hayan publicado esto. He oído a la gente decir que fue muy difícil para ellos quedarse, pero no se trata de la gente, se trata de los animales que están muriendo y necesitan apoyo a cambio de todo el amor incondicional que han dado".

El post emocional del veterinario fue motivado por un tweet de Jessi Dietrich, dueña de una mascota en Tennessee.

Dijo que le preguntó a su veterinario cuál era la parte más difícil de su trabajo. A lo que el veterinario respondió que cuando tiene que sacrificar a un animal, el 90% de los dueños no quiere estar en la habitación cuando les aplica la inyección, por lo que los últimos minutos de la mascota suelen ser cuando busca frenéticamente a sus dueños, lo que es algo muy duro.