Vivió 5 años encadenado y esta es su conmovedora reacción al conocer el mar por primera vez

Esta es una historia de adopción de un perro de rescate que hará conmover tu corazón. No creerás todas las ganas de vivir que tiene este perro llamado Herschel, y la asombrosa reacción que tiene la primera vez que ve el océano.

Herschel salió elegido para participar del Dog's Day Out, un evento en donde se muestra el mejor día que tuvo un perro en su vida fuera del refugio donde vivía, para que otros perros y sus dueños sepan que se puede cambiar y transformar una vida triste en una vida llena de felicidad.

A Herschel lo adoptó una familia y había que trasladarlo. Durante el viaje a su nueva casa, esta fue su reacción al ver el océano por primera vez, la cual fue un poco exagerada, pero cuando conozcas su historia comprenderás que todo tiene sentido.

Su vida no empezó tan fácilmente para Herschel. Ha estado en esta tierra durante cinco años y la mayor parte de ese tiempo en un patio trasero y abandonado. Y lo que más congoja y bronca causa es cuando miras de cerca sus dientes que están rotos y en mal estado, probablemente por masticar su propia cadena para tratar de liberarse.

Y después de ser abandonado y regresado al refugio no una sino dos veces, era probable que fuera uno de los perros que nunca más saldrían del refugio. Pero entonces sucedió un milagro, cuando la organización sin fines de lucro Found Animals adoptó a este perro para ayudarlo.

No más cadenas, no más descuido, solo amor para Herschel.

La reacción de este Pastor Alemán al ver el océano por primera vez fue nada menos que pura alegría. Esos gritos de felicidad expresan todo el sentimiento de superación y libertad que comenzó a vivir este perro.

Todavía está tratando de procesar esto, no sabe lo que es. Esas olas llenas de brillo son emocionantes.

Es interesante, porque a veces tu primera reacción es corregir a un perro diciéndole que deje de ladrar, pero ladrar es algo bueno, no es algo malo si se hace en el momento adecuado.

Herschel pasó una buena cantidad de tiempo en el océano mordiendo las olas y saltando dentro y fuera como un delfín.

Ahora Herschel está viajando desde Los Ángeles para unirse a su nueva familia que vive en el estado de Washington.