Zoológico le quita las garras a una joven leona para que los visitantes puedan jugar con ella

Si bien de niños deseábamos que nuestros padres nos llevaran al zoológico para conocer a los animales salvajes de frente, ahora sabemos que estos lugares son en realidad terribles cárceles para los animalitos. Por supuesto, no todos los zoológicos maltratan a sus animales, pero gran parte sí. En Gaza, una leona es despojada de sus garras por un propósito egoísta.

Los leones son animales salvajes y majestuosos; verlos es sin duda una experiencia grandiosa. En Gaza, concretamente en el zoológico de Rafah, el dueño, Mohammed Jumaa, quería aumentar las visitas al zoológico, por lo cual decidió hacer algo terrible con Falestine, una joven leona de 14 meses.

El hombre creyó ingenioso quitarle las garras a la leona para que los visitantes pudieran jugar con ella sin que salieran lastimados. La intervención la realizó el veterinario Fayez al-Haddad, quien despojó a la leona de todas sus garras en un espacio que no era el más apropiado, por lo que podría causar una infección en el animal.


Fotografías AFP/Getty Images

La leona es despojada de sus garras para entretener a las personas

Si bien es lamentable que la pobre Falestine haya perdido sus garras a mano de estos seres irresponsables, egoístas y sin escrúpulos, por lo menos no ha sido despojada de sus colmillos. Un león es un gran felino, por lo tanto, es pariente lejano de los gatos. Si en casa tienes a un gatito, puedes hacerte una idea de las necesidades y comportamiento de estos animales.

Las garras de un felino son indispensables en su día a día; les permiten cazar, tomar su alimento y treparse por los árboles. Es por ello que, de acuerdo a los de la organización benéfica Four Paws, el procedimiento que sufrió Falestine se equipara con que a una persona se le amputen los dedos hasta los nudillos.

La ignorancia y la indolencia de las personas no les deja darse cuenta de que esto es maltrato animal, y muchos han ido entusiasmados a jugar con la leona, apoyando el horrible hecho. Four Paws señaló que el zoológico de Rafah no debería seguir abierto, pues además de lo ocurrido con la joven leona, muchos animales están viviendo en condiciones deplorables.

Los parques zoológicos necesitan estrictas regulaciones con el fin de garantizar el bienestar de los animales. Y más que esto, es necesario que los zoológicos en donde mantienen en celdas a los animales sean erradicados. Los animales necesitan ser libres y estar en su hábitat natural, y por supuesto, su integridad física debe ser respetada. Cortarle las garras a Falestine se puede comparar con quitarle las alas a un águila; un acto de crueldad pura.